13 mayo, 2014
Escrito por Ana Bort

Amador Mohedano no se esperaba que al correr la cortina de la cabaña iba a encontrarse allí con su ex mujer Rosa Benito. La colaboradora de ‘Sálvame’ viajó hasta Honduras para hablar con los concursantes de ‘Supervivientes’ y darles un mensaje de parte de la dirección del programa.

El susto para los dos fue grande, uno porque no se lo esperaba y la otra, porque no sabía que Amador sería el primer concursante en encontrarse con ella. Los instintos surgieron y Amador no podía parar la abrazarla y de intentar besarla.

Pero Rosa Benito se zafó de sus brazos y le explicó que ella iba en calidad de ganadora de la edición 2011 de ‘Supervivientes’ y que no quería hacerle daño a nadie, porque estaba muy segura de sí misma y de lo que quería.

Amador sonreía y ambos nerviosos cruzaron varias frases. Rosa Benito aprovechó para decirle que esperaba que ahora él entendiera muchas de las cosas que ella había pasado en su experiencia en Honduras y que le deseaba que fuera muy feliz.

‘Me encantaría que ‘Supervivientes’ fuera tan importante para tí como lo fue para mi. Sé que te va a venir muy bien estar aquí, pero no me vas a dar un beso como el que tú quieres. Vengo como ganadora, me pidieron que viniese y que tú estuvieras aquí no quería que me echara para atrás‘, afirmó Rosa muy segura.

Después intervino Jorge Javier Vázquez, que le recordó a Amador que Rosa era sincera cuando decía que le quería desear lo mejor, que la conversación que tenían que mantener no podía ser allí, pero que ella quiere tener caminos distintos, aún guardando un vínculo por el bien de sus hijos.

Pero él en su sitio y yo en el mío‘, apuntaba Rosa. ‘El tiempo dirá lo que sea al final, ahora mismo no me queda más remedio que aceptar lo que está diciendo’, confesaba apesadumbrado Amador.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta