23 abril, 2014
Escrito por Maria Primo Leal

Parece que los problemas para Carlo Ancelotti no dejan de aparecer. Todo apunta a que Cristiano jugará a pesar de salir de una lesión muscular bastante delicada. Ahora, es Bale quien sufre un problema estomacal que le convierte en duda para el partido de esta tarde ante el Bayern. Ayer no pudo concentrarse junto al resto de sus compañeros y la preocupación crece entre los blancos.

Tras la final de Copa del Rey, en la que el golazo de Bale fue determiante, el jugador galés de ha erigido como uno de las piezas fundamentales del equipo de Ancelotti. El propio Pep Guardiola reconocía en rueda de prensa que lo que más teme del Real Madrid es su velocidad, y la velocidad en el club madrileño tiene nombre propio: Gareth Bale.

El lunes, tampoco pudo entrenar por un problema gripal y por la tarde volvió a ser necesaria la intervención de los servicio de médicos del Real Madrid, que le recomendaron reposo. En primer lugar había que favorecer la recuperación con un período de descanso y, en segundo, había que evitar un posible contagio al resto de sus compañeros.

La situación de Bale obliga a Ancelotti a esperar hasta el último momento, aunque se espera que esta tarde ya se conozca el diagnóstico definitivo. En caso de ser baja, la ausencia del galés sería un varapalo para los madridistas. Es evidente que se encuentra en su mejor momento de forma y en un partido tan importante su presencia podría ser fundamental.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta