18 octubre, 2013
Escrito por Mireya Lázaro

El desarrollo de sustancias estupefacientes caseras es cada vez más frecuente. Las nuevas tecnologías han posibilitado que ciertas ‘recetas’ se extiendan por la red y se comiencen a desarrollar drogas extremadamente perjudiciales, como el es caso de la llamada ‘krokodil’ o ‘heroína canibal’.

Es un brebaje fabricado en casa que mezcla entre otras cosas, codeína, gasolina o petróleo y una sustancia conocido como desomorfina, diez veces más potente que la morfina. Esta sustancia se ‘cocina’ y se consume de forma intravenosa con resultados realmente aterradores.

EL uso frecuente de ‘krokodil’ provoca que los vasos sanguíneos exploten dejando una coloración verdosa de la piel, de ahí el nombre ruso ‘cocodrilo’. Pero no solo acaba ahí, tras esto la piel comienza a pudrirse y gangrenarse hasta caerse. Y posteriormente comienza a ‘devorar’ el músculo y el hueso.

Esta sustancia es conocida en Rusia desde hace diez años, donde se estima que un total de 30.000 personas han perecido por esta causa. Sin embargo, las autoridades de Europa y Estados Unidos comienzan a alarmarse al detectar el uso de este brebaje en sus países. Y es que al parecer un ciudadano de Illinois ya habría fallecido a causa de ‘krokodil’ y se estarían investigando varios casos más en EE.UU. y el Reino Unido.

Sin duda, los efectos de esta sustancia ‘adictiva’ son totalmente escalofriantes y hay que luchar porque ésta no se extienda a más territorios.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta