2 septiembre, 2013
Escrito por Angela De la Vega

El creador de mundos imaginarios como el de ‘Mi vecino Totoro’ o ‘Laputa: El castillo ambulante’, Hayao Miyazaki, ha decidido dejar el lápiz y ceder su puesto a las generaciones siguientes.

Su fama ya era internacional en el momento en el que la academia estadounidense del cine le concedió el Óscar a la mejor película de animación en el 2002.

Muchos lo conocían ya por ‘La princesa Mononoke’, un film de animación para adultos en el que, como casi todas las películas del estudio Ghibli, se tratan temas relacionados con la naturaleza, el feminismo y la tradición y mitología japonesas.

El director ha aprovechado el Festival de Venecia, en el cual presenta la última obra de su carrera, ‘The Wind Rises’, para despedirse del mundo cinematográfico.

El último film del estudio Ghibli es un éxito de taquilla en Japón y relata la historia del que diseñó el avión de combate ‘Zero’, aeronave que fue protagonista de varias confrontaciones y que utilizó el ejército japonés en la Segunda Guerra Mundial.

Los críticos aseguran que esta es una advertencia oculta sobre el camino que estaría tomando el país del sol naciente. Considerada como su obra más realista, el film ataca el nacionalismo y la guerra lo que ha derivado en críticas hacia el director japonés.

Miyazaki estudió ciencias económicas pero pronto comenzó a colaborar con Isao Takahata con quien elaboraría grandes éxitos como Heidi, Marco o Ana de las tejas verdes. También con Takahata abriría su propio estudio de animación, Ghibli, en 1985.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta