12 febrero, 2015

Día para la reflexión en el equipo madridista. Con un presidente triste tras la derrota 4-0 ante el Atlético de Madrid, el equipo merengue al completo se reunió con el máximo dirigente para escuchar las peticiones y demandas de Florentino Pérez, tras la resaca de la ‘Fiesta de la deshonra’, tal y como se conoce entre el madridismo la fiesta de cumpleaños de CR7.

El vestuario, con los capitanes a la cabeza y Carlo Ancelotti, como primer eslabón de la cadena de mando, atendió a las palabras de un Florentino que intenta cambiar el rumbo de los hechos en la plantilla merengue. De hecho, ‘Carletto’ fue el primero en oír los ruegos de cambio del presidente, en una reunión privada que tuvieron antes de la charla general. El dirigente exige al italiano mayor control a sus jugadores y encauzar un ritmo bueno de victorias, como ya se hizo en la primera vuelta de la Liga BBVA 2015.

Para Pérez, existen varias razones para la pérdida del norte en los jugadores blanco. “El éxito os ha confundido“, o “tenemos que volver a ser el equipo de antes“, fueron algunas de las palabras que pronunció el mandatario en la más estricta intimidad. Ya no hay posibilidad para la fiesta, ni para actos de ‘chulería’ después de una expulsión, y mucho menos para ser derrotados ampliamente por un rival directo. Ahora, hay que centrarse en el fútbol. Advertidos quedan.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta