11 marzo, 2014
Escrito por Ana Bort

Hace diez años que España se paró en seco. Desde ese momento, el tiempo gira un poco más despacio para las miles de personas afectadas por este atentado que sesgó las vidas de más de un centenar de víctimas.

Aunque hay una cronología más o menos exacta de lo que ocurrió, aún hay flecos sin confirmar y sobre todo, víctimas que sienten que no se les ha pedido perdón ni se les ha compensado por el dolor que sintieron y sienten aún diez años después.

A finales de 2003, una célula yihadista contacta con personas cercanas a explotaciones mineras en Asturias para conseguir doscientos kilos de explosivo. Se pudo robar sin que hubiera problemas.

El explosivo se trasladó a Madrid durante enero y febrero de 2004, en coche y en autobús y se escondió en una finca aislada, en Chuinchón, donde no llamara la atención. Parece ser que más de veinte personas participaron en el montaje de las bombas.

Las bombas estaban en bolsas de deporte, con dinamita, metralla, un detonador eléctrico y un teléfono móvil, utilizado para activar la bomba.

El 11 de marzo de 2004, jueves, la fatídica mañana de los atentados, los terroristas colocaron trece explosivos en cuatro trenes Cercanías de Madrid. Los vagones estaban atestados de gente que iba a trabajar o a estudiar.

Lo que ocurre es horrible. 191 muertos y 1.858 heridos, más de dos mil personas afectadas de forma directa, miles de familias rotas de dolor, un país completo sumido en la tristeza y la rabia por un atentado masivo injusto.

Las investigaciones llevan a la policía a cercar un piso en Leganés donde podrían estar presuntos colaboradores en el atentado, que se suicidan para evitar su detención. Los policías encuentran en el piso detonadores, explosivos, vídeos y grabaciones de Al Qaeda.

Hubo un juicio que duró cuatro meses tres años después de los atentados y en el que dieciocho personas fueron condenadas.

2 Comentarios para “11M ¿Qué pasó en el atentado?: Cronología del atentado en el décimo aniversario de la tragedia”

  1. Los auténticos culpables están a salvo, gracias a la manipulaciòn mediática. Animo a la gente a que investigue y encuentre la verdad por sí mismos, en vez de creer la basura que nos contaron.

  2. Los pelos de punta cada vez que se recuerda esta noticia.

Escribe una respuesta